Escudo de la República de Colombia
 

~ EL MURO, boletín electrónico del departamento de Ciencia Política - UN ~

   

Editorial

 

En abril del 2013 comenzó a circular por los espacios virtuales de la Facultad de Derecho y Ciencia Política, el boletín electrónico EL MURO. Se trata de una iniciativa, que más que estar dirigida por las autoridades académicas y administrativas departamento de Ciencia Política, busca ser apropiada y resignificada por las diferentes voces que circulan en los corredores del viejo “Manuel Ancizar” y del destartalado edificio 201.

En efecto, se trata de un escenario virtual que pretende hacer colectivas las discusiones ya presentes en los espacios de encuentro, socialización y debate de nuestra comunidad politológica.Estudiantes, profesores y egresadas-os, están llamados a ventilar las discusiones no agotadas en las aulas y, mejor aún, las aireadas controversias políticas de pasillo, que “entre chiste y chanza”, arriesgan nuevas lecturas y posibilidades para nuestra realidad. En este contexto, EL MURO aspira a convertirse en un vehículo comunicativo que pluralice y horizontalice el debate, y más aún, que amplifique las voces de aquellos y aquellas que quieren hablar desde y hacia la colectividad.

Así, pretendemos publicar una edición mensual, cuyas secciones Enfoque docente, Voces estudiantiles y De egresados, sean alimentadas por columnas de opinión, cartas a los lectores, mensajes a la comunidad académica, entre otros textos, escritos por quienes quieran participar. Para fortalecer y materializar esta propuesta, les invitamos a todas y a todos a que nos envíen sus artículos, comentarios y propuestas a la dirección electrónica boletinelmuro@gmail.com

En el entretanto, en la presente edición de EL MURO les presentamos tres artículos que analizan, desde perspectivas diferentes, problemáticas como la relación entre política y futbol, la izquierda y la reelección y la Universidad Nacional y su política de desalojos. Les invitamos también a consultar la información sobre becas, pasantías en el exterior y oportunidades laborales en la sección de Novedades, que puede resultar de su interés.

   

Fútbol, Capital Social y Democracia

 

David Roll
Profesor asociado
Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional de Colombia
 
"Es decir, el trabajo de las organizaciones políticas y educativas debería estar orientado a convertir a la democracia en un
símbolo y casi una figura mítica para las nuevas generaciones, como lo es el fútbol en la actualidad o lo fueron la
identidad nacional o religiosa en otros tiempos"
 
Artículo publicado en el diario "El Mundo", de Medellín

Si un extraterrestre hubiera visitado Colombia en los momentos en los que jugó nuestra selección en el Campeonato Mundial de Fútbol, habría anunciado en su informe que el nacionalismo de sus gentes hace presumir que cuentan con un gran capital social, o sea con un fuerte apego a sus instituciones y un indudable optimismo sobre la posibilidad de mejorarlas con su participación en ellas. De hecho, cualquier extranjero que haya asistido a las congregaciones públicas para ver los partidos habrá pensado algo parecido: “los colombianos están tan orgullosos de ser parte de su país que juntos son capaces de convertir la democracia colombiana en una institución ejemplar en el mundo”. Usted mismo, si dejó de atender a las pantallas por un momento, especialmente durante el himno nacional, y miró hacia atrás, es imposible que no se le haya ocurrido una idea similar: “tendremos otro país si estos jóvenes (la mayoría de los asistentes a las zonas de pantallas eran menores de 25 años) pusieran en los próximos lustros ese entusiasmo en transformar la política votando conscientemente, participando en partidos políticos y elecciones, incluso como protagonistas, y vigilando la gestión pública de manera efectiva”.

Sabemos que esta correspondencia no es cierta, por lo menos abrumadoramente. ¿Por qué? Hay muchas posibles explicaciones. Por un lado Putnam, el autor de la Teoría del Capital Social, dice claramente que no se trata de nacionalismo en un sentido emocional lo que hace que unas sociedades tengan mejores gobiernos y democracias que otras. Es la convicción serena y más que todo racional de los ciudadanos de que las instituciones son realmente susceptibles de ser mejoradas con su voto en la elección de gobernantes adecuados y con la participación amplia en procesos colectivos de gestión y control. Así la cosas, la emoción por pertenecer a un país y desear que obtenga un triunfo deportivo no necesariamente supone que se esté dispuesto a votar bien y a participar en la política de diferentes formas. Pueden por lo tanto convivir un nacionalismo furioso y un escepticismo generalizado sobre el mejor funcionamiento del mismo país, debido a una larga historia de ensayos fallidos, a una pobre educación cívica en las casas y en las instituciones educativas, y a muchos otros motivos que pueden leerse en los libros que explican la política colombiana. Pero sabemos que la historia del fútbol en Colombia respecto del Mundial ha sido también hasta hace poco una larga y casi ininterrumpida serie de ilusiones rotas, y eso no impidió el fervor nacional frente a la selección este año. Freud decía que el entusiasmo colectivo de las masas en general, en conciertos o eventos, es el producto de un fenómeno psicológico en el cual se proyectan en un objeto exterior común el libido o deseo erótico reprimido; y que en el caso de las guerras también se proyecta el impulso de la muerte coartado contra los contrincantes, lo que algunos ven como la explicación de la barbarie de las justamente llamadas barras bravas o de los desmanes luego de los triunfos.

Pero aparte de los grandes genios del comportamiento humano y de los autores colombianos y colombianistas que estudiamos nuestro proceso político (invito al lector a revisar en mi página el libro: Un Siglo de ambigüedad), la clave de la cuestión parece estar en el símbolo. Autores de diferentes corrientes, como Eliade o Jung, han insistido en que la humanidad es movida a la acción cuando convierte algo en un símbolo común de identificación colectiva. Esto pasa con la mitología y con las religiones, pero en el siglo XXI todo parece indicar que el símbolo más común a todos los países pueda llegar a ser el de buen gobierno y más específicamente el buen gobierno democrático. Es decir, el trabajo de las organizaciones políticas y educativas debería estar orientado a convertir a la democracia en un símbolo y casi una figura mítica para las nuevas generaciones, como lo es el fútbol en la actualidad o lo fueron la identidad nacional o religiosa en otros tiempos. Mejor dicho, mezclando un poco Putnam con Freud, si a las nuevas generaciones no se les transmite, y con entusiasmo, el mensaje de que la política sí importa y de que es posible tener mejores gobiernos votando bien y vigilando, es muy probable que hereden ese escepticismo y el círculo vicioso se mantenga. Por eso quienes enseñamos, sobre todo política, y los que escribimos en medios masivos sobre estos temas, debemos ser muy cuidadosos al momento de expresar nuestras opiniones y conceptos sobre la democracia y sobre todo al exteriorizar nuestras personales dudas o decepciones como ciudadanos. La crítica a un aspecto concreto del funcionamiento de un gobierno o institución no debe ir acompañada de sentimientos fatalistas sobre el posible mejoramiento del sistema político, ni en lo local ni en lo nacional. La construcción de Capital Social es un imperativo moral para nosotros, por difícil que sea mantener el optimismo ante ataques tan graves como los que cada cierto tiempo, y en algunos asuntos continuamente, ocurren en el país contra la democracia.

Aunque hay todavía personas que en las aulas, en libros y medios de comunicación en Colombia defienden absurdamente sistemas políticos no democráticos por razones ideológicas (autoritarismos o semiatoritarismos de izquierda o de derecha) o expresan fatalismo inmovilista frente a nuestras instituciones, la buena noticia es que cada vez son menos. Es decir, al revisar las columnas y artículos de los principales periódicos y revistas de Colombia en los últimos veinte años, es evidente que cada año hay menos carga ideológica y escepticismo frente a la democracia (y eso que ha aumentado el análisis crítico y la denuncia). Es más, incluso quienes otrora escribían o actuaban en ese sentido, hoy son grandes defensores en sus escritos y con sus actos de la construcción de una institucionalidad democrática en Colombia. Esto nos hace pensar que hay una posibilidad importante de que esos miles de jóvenes con las mejillas pintadas con la bandera tricolor estén vibrando por una simbología nacional que exceda los eventos deportivos e incluya la democracia funcional como un objetivo. Es más, el triunfo deportivo alcanzado puede ser una oportunidad de oro para proyectar ese interés nacionalista hacia la construcción sistemática de Capital Social en las nuevas generaciones, a través de las estrategias ya conocidas de educación para la democracia, pero también de nuevos recursos, tales como las redes sociales o el intercambio estudiantil internacional. Es el gol que de verdad esperamos.

   

Entre la anulación de la diferencia y la despolitización del campus. Una mirada a las medidas tomadas por la Vicerrectoría de sede

 

Catherine Moore Torres
Estudiante de Ciencia Política,
Universidad Nacional de Colombia

Aunque el primer semestre académico del 2014 llegó a su fin enfrentando menos obstáculos que el anterior, la sensación con la que muchos parecen identificarse a la hora de describirlo es la de un agotamiento generalizado. Si se hace memoria sobre el semestre pasado, termina siendo comprensible este sentimiento. En el segundo semestre de 2013, los y las trabajadoras llevaron a cabo un cese de actividades que paralizó durante varias semanas a la Universidad Nacional de Colombia. Esto hizo que el calendario académico se extendiera hasta el mes de febrero del presente año. Además, para los estudiantes, trabajadores y profesores de la Facultad de Derecho y Ciencia Política, la crisis de la universidad por cuenta de la desfinanciación de la educación superior pública en general, y de manera particular, la crisis de infraestructura por la que pasa la UN, tuvo una manifestación más concreta: la caída del cielo raso del edificio, ocasionando el cierre parcial de la Facultad y la atomización de las clases y de los espacios de sociabilización de los estudiantes. Cabe resaltar que esta situación no fue exclusiva a esta pequeña comunidad académica, pues lo mismo ha ocurrido con otras facultades, como la de Enfermería y Arquitectura.

Este semestre, no obstante, mostró el desgaste y reflujo en el ciclo de protestas y movilizaciones en la universidad tanto de estudiantes, como de profesores y trabajadores. Pero no por esto se debería detener el ejercicio de reflexión en torno a los problemas que nos convocan al interior y fuera del campus universitario. Quisiera aprovechar este espacio que ha abierto el departamento de Ciencia Política para llamar la atención sobre el siguiente asunto: este semestre, como ya ha ocurrido en otros, se presentaron varios desalojos y la Vicerrectoría de la universidad, en numerosas ocasiones, tomó la decisión de suspender las actividades académicas. La misma instancia tomó la determinación de restringir el horario de las clases los días viernes hasta la 1:00 pm y suspender el ingreso de las personas al campus desde las 4:00 pm. A pesar del rechazo y las iniciativas de algunos estudiantes de organizar jornadas de reapropiación del espacio universitario los días viernes, en general, la medida fue interiorizada y obedecida por la comunidad universitaria. De entrada, inquieta la docilidad frente a estas decisiones y la carga de violencia no percibida que se expresa cotidianamente en el hecho de tener que abandonar el campus, práctica que se ha vuelto un ritual dentro de la universidad. Esta sumisión corporal e inconsciente Bourdieu la denomina actitud dóxica (Bourdieu, 2008, pág. 307).

Con respecto a los desalojos, el Vicerrector ha emitido una serie de comunicados en los que expresa los motivos que sustentan su decisión. No obstante, a la luz de los hechos, esta medida resulta desmedida e injustificada. Si bien hubo presencia de “encapuchados”, lo que generalmente ha propiciado los desalojos, la simple existencia latente de la “amenaza” parece ser suficiente para que éstos se decreten de manera preventiva, como se puede leer en los comunicados No. 6 y No. 7 del 28 de mayo de 2014. Es evidente el carácter arbitrario de estas decisiones, que parecen sacadas del universo orweliano. Basta con recordar los hechos del martes 27 de mayo de 2014, en los que un grupo reducido de “encapuchados” hicieron presencia en el campus de manera itinerante. En esta ocasión el cierre de la universidad se mantuvo por dos días consecutivos, impidiendo, entre otras cosas, la realización de la rendición de cuentas de la universidad programada para el 29 de mayo.

Paradójicamente, ante los disturbios que se presentaron el día 29 de abril, acompañados por una presencia masiva de distintos grupos de “encapuchados”, y enfrentamientos con la policía, la orden de desalojo ese día no tuvo lugar . ¿No sería esta una situación que pone en “riesgo” a los miembros de la comunidad universitaria, siguiendo la argumentación de la vicerrectoría que medidas de desalojo? Yo lo considero así, máxime cuando en ese momento tenía lugar, de manera paralela, la primera ceremonia de grados del 2014. Es paradójico que dentro de lo que podría considerarse como una situación de excepcionalidad, se asuma normalidad para actividades como las administrativas y las ceremonias de grado.

Pero más allá de estas inconsistencias, estas actitudes tienen implicaciones más profundas. En primer lugar, estas medidas ponen de presente el carácter antidemocrático del gobierno universitario respecto a la toma de decisiones. La llamada autonomía universitaria se presenta escindida del ejercicio democrático de la comunidad plural y deliberante que no encuentra incidencia real en los espacios para la toma de decisiones. Ésta, sin embargo, es invocada por las directivas para adelantar de manera unilateral distintos tipos de reformas y acciones incluyendo las enunciadas. Esta forma de gobierno universitario, que no está exenta de las tensiones del régimen político y la cultura política del país, puede entenderse bajo la lógica schmittiana del decisionismo. Esta teoría política sobre el poder soberano, le otorga a la decisión una centralidad en las cuestiones políticas:

“El último fundamento de toda la existencia del derecho y de todo valor jurídico se puede encontrar en un acto de voluntad, en una decisión que, como tal, crea derecho, y cuya fuerza jurídica no puede ser deducida de la supuesta fuerza jurídica de unas reglas de decisión […] (Schmitt, 1996a: 27)”. Tomado de:(Leiras, 2011).

La noción del estado de excepción en este marco se podría entender como la manifestación más pura de ese poder soberano. Desde la relectura que hace Giorgio Agamben sobre la excepcionalidad como paradigma constitutivo del orden político contemporáneo, la paradoja estriba en que el orden jurídico se suspende a sí mismo para constituirse en la regla . De esta manera, la normalidad existe como excepcionalidad creando una situación de indiferenciación o indeterminación entre el hecho y el derecho.

Los desalojos reiterados en la Universidad Nacional ante disturbios fácticos o imaginados en el campus, así como la permanente apelación a la “pedrea” como repertorio de acción colectiva por parte de los estudiantes que los justifican, han contribuido a desdibujar esa frontera entre hecho y derecho. La Vicerrectoría de Sede, en este sentido, se presenta como un poder aparentemente “sin límites”, arbitrario si se quiere, cuyo fundamento último, como ocurre con las medidas de desalojo, es la decisión política, aún cuando esta figura de autoridad exista bajo formas normativas. No obstante, dicha arbitrariedad se escuda de tal forma que la vicerrectoría se presenta a sí misma como una unidad cuyas decisiones orgánicamente encarnan la de toda la comunidad y como si estuvieran sustentadas en el derecho y no en situaciones de hecho.

En segundo lugar, estas medidas tomadas por la administración tienden a despolitizar las relaciones que toman lugar en la universidad y que experimentamos quienes habitamos cotidianamente este espacio. Esta situación ha propiciado la naturalización de estas prácticas por parte de la comunidad universitaria. Considero que la despolitización puede entenderse al menos de dos maneras. Por un lado, si asumimos de manera genérica la noción de política desde el conflicto, la despolitización se podría comprender en términos de la anulación de la conflictividad. El mismo Schmitt, en su crítica al liberalismo y sus universales (libertad, igualdad, etc.) dio cuenta de este problema. Por otro lado, se podría comprender como la clausura del espacio político y diverso en el que construimos la vida en común.

Sobre el primero sentido, no obstante, quiero demostrar cómo la misma lógica amigo-enemigo paradójicamente puede llevar a escenarios de anulación de dicha relación inherentemente conflictiva. Para esto, hay que recordar que la noción de crisis se relaciona inevitablemente con la de la decisión política, y en este caso, también con el pensamiento conservador. En los comunicados de la vicerrectoría sobresale una visión particular y reducida de comprender fenómenos como la presencia de “encapuchados”, el microtráfico y el consumo de drogas y de sustancia psicoactivas, entre otros. Éstos se interpretan en clave de problemas de “orden público” o de “seguridad”. Esta lectura sintetiza el pensamiento conservador que ha calado históricamente en la cultura política del país y que se caracteriza por priorizar ciertos valores de la manera en que aparecen en el escudo nacional: “Orden y Libertad”.

El mensaje No. 17 del vicerrector (1 de julio de 2014) es ilustrativo en este sentido:

“Reconozco que dichas medidas son susceptibles de controversia en una comunidad académica plural y deliberante como la de nuestra sede, pero considero que ellas son necesarias para proteger la vida y la integridad física de las y los estudiantes, las y los docentes, el personal administrativo y los demás visitantes que circulan a diario por el campus. Este tipo de medidas también nos permiten salvaguardar y proteger los Bienes Públicos para el desarrollo de nuestras actividades misionales”. (Cursivas propias)

En este fragmento, se afirma que las libertades podrían verse restringidas o limitadas por una decisión política, en circunstancias que representen una “amenaza”. La consecuencia de ello es que la libertad pasa a ser subsidiaria cuando se trata de mantener el orden . Al respecto, me parece pertinente la afirmación de Bauman que dice que “la incertidumbre y vulnerabilidad humana son los cimientos de todo poder político”. Un efecto pernicioso de ello, expresado en la obsesión contemporánea por la seguridad, es la socavación de la confianza mutua y por consiguiente, el marchitamiento de la comunicación y los lazos sociales.

Pero la existencia de una “amenaza” o un “enemigo” pasa por una construcción discursiva y toda relación de significación implica relaciones de poder. La construcción de un “enemigo” implica poner algo en relación de exterioridad a la comunidad. Así, los “encapuchados” dejan de ser parte de la comunidad universitaria, dejan de ser estudiantes, y pasan a convertirse en elementos anómalos – indistintos a pesar de la multiplicidad de sus expresiones y necesariamente ligados a grupos al margen de la ley - que perturban el entorno universitario, y que por lo tanto, deben ser eliminados de este espacio. La lógica amigo-enemigo parece transformarse en una lógica aséptica del espacio público que busca eliminar los elementos disonantes y por lo tanto, a la misma relación de politicidad.

Como corolario, se anula la complejidad constitutiva de estos fenómenos que ya no son leídos como manifestaciones conflictivas, dentro del entorno universitario, incluso relacionadas con los problemas sociales del país. Recordemos, por ejemplo, que en las recientes movilizaciones de los campesinos, hubo manifestaciones políticas por parte de grupos de “encapuchados” y otros estudiantes para mostrar su inconformismo con esta problemática. No obstante, las medidas coercitivas y de control que se han impulsado por la Sede, y que contribuyen a la militarización de la vida en el campus, invisibilizan el carácter político de estas manifestaciones al reducirlas a un problema de “orden público”.

Por otro lado, el sentido de lo público también sufre importantes transformaciones. Una universidad “limpia”, bajo esta lógica, vaciada, sin tensiones, implica el cierre de la universidad como un espacio diverso y político en el sentido arendtiano. Para Arendt lo público tiene dos significados que se relacionan. Primero, como aquello que se hace visible a todos y tiene publicidad. Es decir, que es el punto de referencia común a todas las perspectivas individuales y por lo tanto, necesariamente es un espacio abierto y político. Pero más importante para el análisis que aquí se presenta es el segundo significado: lo público es el mundo común a todos y diferenciado de nuestro lugar poseído privadamente, por lo que trasciende el tiempo y garantiza la permanencia, sin que lleguemos a sacrificar nuestra singularidad. “Lo público, por lo tanto, es una institución, un orden no-natural, que une y separa a los hombres y que hace realmente visibles la pluralidad y la diferencia”.

En este sentido, en primer lugar, la despolitización tiene que ver con el cierre del universo político y del mundo común mediante la reducción de perspectivas diversas y la descalificación de múltiples singularidades que habitan el campus. En segundo lugar - y teniendo en cuenta que tanto los desalojos continuos, como el cierre de los viernes, son medidas que vacían la universidad- la despolitización se puede entender como la eliminación del espacio de encuentro, de lo común, y por lo tanto de vida como dimensión de la acción que nos pone en conexión con los otros, como miembros de la comunidad universitaria Así las cosas, el cierre de lo político imposibilita que actuemos en concierto para generar rupturas en el orden establecido, e inhibe nuestra capacidad en común para crear nuevos sentidos en el mundo y darle paso a lo imprevisible.

Desde esta perspectiva, acción y libertad se confunden. “La vida de los seres humanos, en tanto que se basa en la acción, es una vida de y para la libertad. Y si ella es la matriz originaria de la política, entonces la vida política es la vida de lalibertad” (Ibíd. pág. 258). En este sentido, los desalojos del campus universitario impiden que se desarrolle la participación democrática que se derivaría de la existencia del espacio público como categoría no reductible a un conjunto de objetos físicos en el espacio por los cuales transitamos. Esta participación sin duda alguna se resquebraja por el ethos corporativo de las universidades que destruye el sentido de lo público, de forma tal que lo común en el espacio universitario ha pasado a ser una mera fuente de satisfacción de intereses individuales.

Hago entonces la invitación para que el silencio no impere y nos haga cómplices pasivos de las medidas de hecho que se han venido tomando en la sede. Es necesario reapropiarnos del campus universitario, habitarlo con nuestros cuerpos y permitirnos vivir en la diferencia, una diferencia que lejos de anularnos nos potencie y nos permita inventar otras formas de ser y estar en el mundo.

Notas:

La suspensión de clases, sin embargo, se aplicó de manera preventiva para el siguiente día (Comunicado N 4 de la Vicerrectoría).

Por autonomía puede entenderse de manera general, la “participación de los representantes de la comunidad universitaria en el gobierno de las instituciones (…) es decir de la autodeterminación de las universidades dentro de los límites impuestos por los sistemas políticos y de poder en los que funcionan” (Múnera, 2011, pág. 8)

El soberano está dentro y fuera de la ley al mismo tiempo de acuerdo a Schmitt, está autorizado por la ley para suspenderla.

La importancia de lo decisivo conllevaba para él, necesariamente a la configuración de una unidad política capaz de determinar quién es el enemigo público (ius belli) y de combatirlo (Schmitt, 2002, pág. 74)

Esta jerarquización de valores parece tener relación con lo que afirma Medofilo Medina sobre la contrarrevolución cultural en la que estamos sumergidos: Ésta “se manifiesta en la aceptación de pautas de comportamiento y valores que podrían expresarse como “el fin justifica los medios”. Estamos inmersos en el pragmatismo amoral, en la grosera intrusión del poder político en la vida privada de los ciudadanos, en la militarización de la escena pública y de la relación entre la gente y los gobernantes (…)” (Medina, 2010)

En los comunicados se ha hecho alusión a las Farc a la hora de referirse a estos grupos.

Referencias

Bourdieu, P. (2008). Doxa y vida cotidiana: una entrevista Pierre Bourdieu y Terry Eagleton. En S. Z. (compilador), Ideología. Un mapa de la cuestión (págs. 295-308). Buenos Aires: Fondo de Cultura Economica.

Correa, B. Hannah Arendt. Leiras, S. (2011). Los conceptos de Política y Decisionismo político en Carl Schmitt. Su repercusión en el debate latinoamericano.

Medina, M. (9 de agosto de 2010). Doscientos años, el cuadriculado número redondo. Razón Püblica , págs. http://razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/1236-doscientos-anos-el-cuadriculado-numero-redondo.htmlhttp://razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/1236-doscientos-anos-el-cuadriculado-numero-redondo.html.

Ruiz, L. M. (2011). La Reforma de Córdoba y el gobierno de las universidades públicas en América Latina. . Bogotá: Revista Ciencia Política.

Schmitt, C. (2002). El Concepto de lo Político. Madrid : Alianza Editorial.pp. 49-106.

   

Santos, la izquierda y la paz

 

Melina Lombana Reyes
Politóloga de la Universidad Nacional de Colombia.
Estudiante de maestría en filosofía
de la misma universidad.

Juan Manuel Santos, reelegido presidente de la república, acaba de instalar al nuevo Congreso, que legislará durante el periodo 2014-2018. Si bien a varios nos alivia que no fuera Oscar Iván Zuluaga quien oficiara la ceremonia del 20 de julio, el triunfo de Santos en la segunda vuelta para las presidenciales nos hizo pasar un trago amargo. Buena parte de los sectores progresistas y de izquierda se alinearon en la campaña reeleccionista después de recibir los resultados de primera vuelta, en los que Oscar Iván Zuluaga ganó con algo menos del 30% de los votos. El Frente Amplio por la Paz fue conformado con el fin de respaldar la salida negociada al conflicto, supuestamente representada por Santos, y amenazada por la victoria latente de la derecha más reaccionaria y recalcitrante. De este alinderamiento es necesario decir al menos cuatro cosas.

La primera es que resulta innegable el sinsabor que deja esta decisión. Buena parte de los movimientos sociales y políticos se sumaron a ella con pleno convencimiento de la conveniencia de mantener abierta la posibilidad de una salida negociada a 50 años de confrontación armada. No obstante, es lamentable que un tal frente de izquierda haya sido posible, no para la defensa de un proyecto de construcción colectivo común, sino para apoyar a un sector de la oligarquía menos reaccionario que aquel que coyunturalmente se le opone.

En un contexto en el que la fractura entre las facciones de la clase dominante se ha hecho tan violenta, es incompresible que no haya sido posible para la izquierda definir una articulación si no orgánica, al menos estratégica para el posicionamiento de un proyecto de país coherente con las necesidades y propuestas de sus gentes en los diversos territorios. Resulta lamentable que en su diversidad, los movimientos sociales y políticos contestatarios no hubieran salido en la defensa de causas populares tan justas como lo fueron los paros campesinos del 2013 y 2014, la Cumbre Agraria Étnica, Campesina y Popular llevada a cabo el pasado abril, entre otros. Más aún, si la opción para salvarnos del abismo fue votar por Santos en contra Uribe, ¿cómo no fue posible articular esfuerzos para la definición de una candidatura única que hiciera verdadera oposición, en las elecciones de 2014, a la derecha fragmentaba, debilitada y deslegitimada?

La paradoja de nuestra izquierda es que para salvarnos del abismo, se haya unido para elegir a quien ha sido nuestro verdugo desde los tiempos fundadores de la república.

En segundo lugar, es innegable que el miedo asociado al posible retorno de la ultraderecha, aliada al paramilitarismo, jugó como un factor movilizador para apoyar a la campaña de Santos. Pero no debe olvidarse que para la izquierda este apoyo funcionó bajo una lógica negativa del tipo “No votamos por Santos, votamos contra Uribe”. Simbólicamente esto es sin duda importante.

Es simbólicamente importante porque la izquierda no se vendió a la derecha; los sectores más progresistas del país no le han entregado sus banderas a la oligarquía y no lo van a hacer. Santos no nos representa y su paz y su victoria no son las nuestras. Más bien se trató de un cálculo político, cuestionado por aquella parte de la izquierda en realidad más cercana a los intereses de la pequeña burguesía nacional y capaz de negar la realidad de un conflicto armado que desangra a nuestro país. ¿Cuáles serían las posibilidades reales para la movilización popular y para la construcción desde la base de nuevas formas de ser con otros y otras, si el uribismo se hubiera hecho al control de todas las instituciones del Estado y a todas las ramas del poder público? Es innegable que el control de las instituciones por los fundadores y/o herederos del paramilitarismo hubiera representado/representa (la amenaza es aún latente) décadas de retroceso en términos de condiciones para la movilización: la pesadumbre por la pérdida de los miles de compañeros y compañeras en las décadas de los 80, 90 y 2000 por cuenta de la alianza terrateniente-paramilitar–militar en el país, se hace hoy aún más opresiva cuando la figura que la encarna puede retornar. Contra esto fue que voto la izquierda.

En tercer lugar, si bien la victoria de Santos representa una luz verde para los procesos de paz hoy en marcha con las FARC y el ELN, buena parte de la opinión pública se moviliza aún por una salida militar a la confrontación. Esto lo demuestra la altísima votación, más del 45%, que obtuvo Oscar Iván Zuluaga en una segunda vuelta, que contó con la participación de más o menos 14 millones de personas.

Ahora bien, la continuidad de las negociaciones no necesariamente representa una victoria o una ganancia para la izquierda. Es un hecho consabido que la paz de Santos no es la paz que necesita el pueblo colombiano. Mientras que el presidente busca el silenciamiento de los fusiles, la funcionalización de los actores contrasistémicos y la pacificación de los territorios para la inversión; los movimientos sociales, las organizaciones populares y la izquierda en general, apuestan por cambios estructurales en el modelo económico que permitan la redistribución de la riqueza y de la tierra, preserven los territorios para las comunidades y no para las industrias extractivas y los monocultivos, dignifiquen las condiciones de vida y garanticen la soberanía alimentaria y el acceso efectivo a educación y salud para todos y todas en Colombia. Esta paz, en últimas, es paz con justicia social y esto solo se conseguirá a través de la organización y la movilización efectiva por un nuevo modelo de país a la altura de nuestros sueños.

Finalmente, la victoria de Santos no significa que el reelegido presidente tenga garantizada “gobernabilidad”. La bancada uribista en el Congreso, sumada a mas o menos la mitad del Partido Conservador y una parte del Partido de la U, pueden constituir un verdadero palo en la rueda en el funcionamiento de la maquinaria parlamentaria de Santos. Sin la posibilidad de tramitar y aprobar proyectos de ley claves para el gobierno, Santos recurrirá sin escrúpulos a la alianza, el uso de prebendas y el reparto de la mermelada para garantizar el apoyo que se considere necesario. Las supuestas banderas que en la coyuntura electoral hicieron tan diferentes al santismo del uribismo, pueden verse relativizadas en la perspectiva de cuatro años de gobierno y forzada convivencia. No debe olvidarse que Santos fue elegido con 9 millones de votos movilizados por la Seguridad Democrática de Uribe, y que este último fue llevado a la presidencia con el beneplácito de la oligarquía, harta del poder territorial incontestable de las FARC.

Después de todo esto solo basta reiterar: la izquierda sabe que Santos no fue su candidato, y sus propuestas no son nuestras banderas. Después del alivio que viene de la derrota parcial del uribismo en segunda vuelta, los movimientos populares y la volverán a la oposición, y con algo de suerte, el Frente Amplio por la Paz, que poco a poco avanza y se consolida, podrá construirse en una alternativa unitaria y plural para viabilizar un proyecto de izquierda para la construcción de un país digno para su gente.

 
 

Nuestros eventos

• Seminario Teoría de la justicia y crítica social hoy, con Phillip Van Parijs.

 

Participe en la conferencia inaugural del doctorado en Estudios Políticos y Relaciones Internacionales, del departamento de Ciencia Política, el jueves 14 de agosto. La conferencia tendrá lugar en el auditorio Virginia Gutierrez del edificio de posgrados de Ciencias Humanas a las 2:00 pm.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

• Se llevó a cabo el Segundo Encuentro de egresados y egresadas de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia

 

El pasado 17 de junio, se llevó a cabo en el auditorio Camilo Torres de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, el Segundo Encuentro de Egresados y Egresadas de Ciencia Política.

 

La mesa de ponentes estuvo conformada por el director del departamento y área curricular de Ciencia Política, Julio Quiñones; por el egresado y ahora profesor del programa, Jorge Mantilla; por el director de la oficina de Bienestar de la Facultad de Derecho y Ciencia Política, el profesor Gustavo Puyo; por el decano de la Facultad, el profesor Genaro Sánchez; y por el coordinador del Centro de Pensamiento y Seguimiento a los diálogos de Paz de la Universidad Nacional de Colombia, el profesor Alejo Vargas.

 

Este evento se suma a los diversos esfuerzos realizados por el departamento de Ciencia Política por estrechar lazos con los y las egresadas del programa y por articularlos-as a las diferentes actividades académicas y otras dinámicas del Alma Mater. En ese sentido, la realización de este segundo encuentro tuvo un doble propósito. Por un lado, se buscó congregar a la comunidad de egresados y egresadas del departamento de Ciencia Política alrededor del análisis sobre la coyuntura electoral que Colombia acababa de vivir. Análisis a cargo del profesor Alejo Vargas, quien destacó las particularidades y contradicciones de la pasada contienda electoral para la presidencia de la república.

De otra parte, se posicionó la importancia de dar un nuevo impulso a la Asociación de Egresados y Egresadas de Ciencia Política y de dinamizar su papel mediador entre nuestros profesionales y la universidad.

Invitamos a todos y todas las egresadas a ponerse en contacto con el departamento de Ciencia Política, y más aún, a que se vinculen activamente a este proyecto de reactivación de la asociación, tan importante para la defensa del enfoque disciplinar y el bienestar de nuestros profesionales.

 
 

• Del 14 al 16 de mayo tuvo lugar el VIII Seminario Marx Vive

 

Del 14 al 16 de mayo, se llevó a cabo la VIII versión del Seminario Internacional Marx Vive, esta vez centrado en el análisis sobre Procesos constituyentes y contrarevolución en América Latina.

 

El seminario se desarrolló con éxito, contando con la asistencia de aproximadamente 300 personas en cada sesión, y con la participación de más de 25 intelectuales provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Chile y diversas regiones de Colombia. Se destacaron las intervenciones de Nildo Domingos Ouriques, profesor y presidente del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil; del profesor Pablo Guadarrama, de la Universidad Central de las Villas, Cuba, de la profesora Carolina Jimenez, del departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia y del director del departamento, el profesor Julio Quiñones.

 

En su octava edición, el seminario estuvo abocado a analizar las experiencias de diferentes procesos constituyentes en América Latina y sus efectos en las relaciones de poder y de dominación en la región. Igualmente importante fueron los análisis sobre las respuestas de las clases dominantes a este tipo de manifestaciones de poder popular y sobre los diversos procesos contrarrevolucionarios que en la actualidad tienen lugar en el continente. Todo esto permitió trazar un mapa del estado actual de las luchas sociales en América Latina y situar el lugar y los aportes de los sujetos populares en estos procesos.

Espere muy pronto las memorias de este seminario, que podrá consultar de forma impresa o, si lo prefiere, en versión digital, en el portal Espacio Crítico.

 
 

Incentivos Institucionales

 

Convocatoria del programa nacional para la conformación del banco de proyectos de investigación, creación e innovación de la Universidad Nacional de Colombia 2013-2015

 

Convocatoria del programa nacional de apoyo a estudiantes de posgrado para el fortalecimiento de la investigación, creación e innovación de la Universidad Nacional de Colombia 2013-2015

 

Programa nacional de difusión del conocimiento mediante eventos de investigación, creación e innovación 2013 – 2015

 

Convocatoria del programa nacional de divulgación y difusión del conocimiento mediante la publicación de libros 2013 – 2015

 

Convocatoria del programa nacional para la visibilidad internacional de la producción académica mediante el apoyo para traducción o corrección de estilo de artículos de investigación 2013-2015

 

Convocatoria semestral para la presentación de proyectos estudiantiles con la participación de egresados. La fecha de cierre de la convocatoria es el 19 de agosto de 2014.

 

Eventos y convocatorias para egresados y egresadas UN. Consulte aquí toda la información sobre eventos, oportunidades laborales, de investigación y de estudios de posgrado, organizada por la Dirección de Bienestar de la Universidad Nacional de Colombia. http://www.egresadosbogota.unal.edu.co/eventosyconvocatorias/

 
 

Estudios en el exterior

 

• Programa de intercambio académico estudiantil con la Universidad de Sao Pablo. Fecha límite de convocatoria: 29 de ahosto de 2014. Consulte aquí para más información.

 

• Programa escolar del Instituto Fulbright 2014. Consulte aquí para más información.

 

• Programa de intercambio académico estudiantil con la Universidad Austral de Chile. La fecha límite de convocatoria es el 22 de agosto de 2014. Consulte aquí para más información.

 

• Programa de intercambio académico estudiantil con la Universidad de Oklahoma. La fecha límite de convocatoria es el 22 de agosto de 2014. Consulte aquí para más información.

 

• Programa de intercambio académico estudiantil con la Universidad de Nuevo México. La fecha límite de convocatoria es el 22 de agosto de 2014. Consulte aquí para más información.

 

• Programa global de becas para colegas internacionales y líderes sociales en India 2015. El cierre de la convocatoria es el 31 de agosto de 2014. Para más información, consulte aquí.

 

• Abierta convocatoria de la DAAD para becas de doctorado y estancias de investigación en Alemania. Para más información, consulte aquí

 

• Becas para mujeres de países en vías de desarrollo. Fecha de cierre de la convocatoria: 31 de agosto de 2014. Para consultar requisitos y más información consulte aquí.

 

• Beca Fulbright de desarrollo académico y profesional en Estados Unidos a partir de agosto de 2015. Para consultar los criterios de selección, haga click aquí

 

• Becas colombo - ecuatorianas para la movilidad académica. La fecha límite de postulación es el 12 de agosto de 2014. Para más información, haga click aquí.

 

• Becas para maestrías y doctorados en Australia. La fecha límite de postulación es el 30 de noviembre de 2014. Para más información consulte aquí

 

• Becas de maestría y doctorado en Malasia. La fecha límite de postulación es el 16 de septiembre de 2014. Más información aquí

 

• Subsibidios educativos para mujeres universitarias del Fondo Margaret McNamara. La fecha límite de postulación es el 31 de agosto de 2014. Más información aquí.

 

• Becas para la promoción de la movilidad académica internacional de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Posgrado. La fecha límite de postulación es el 30 de octubre de 2014. Más información aquí.

 

• Becas de movilidad entre universidades andaluzas e iberoamericanas. La fecha límite de postulación es el 31 de septiembre de 2014. Para más información haga click aquí.

 

• Programa de becas posdoctorales en la UNAM. La fecha límite de postulación es el 12 de septiembre de 2014. Para más información, haga click aquí.

 

• Programa de becas para ciudadanos de países en desarrollo. La fecha límite de postulación es el 31 de septiembre de 2014. Para más información, consulte aquí.

 

• Becas Friedrich Ebert Stiftung para Doctorado en Alemania. La fecha límite de postulación es el 31 de diciembre de 2014. Para más información, consulte aquí.

 

• Beca Georg Forster de investigación, para investigadores experimentados. La fecha límite de postulación es el 31 de diciembre de 2014. Para más información, consulte aquí.

 

• Convocatoria para realizar estudios de post doctorado en Japón durante el año académico abril 2015 - marzo 2016. La fecha límite de postulación es el 31 de agosto de 2014. Para más información, consulte aquí

 

• Becas para realizar estudios en Holanda. Para más información, consulte aquí.

 

• Programas para becas de investigación y para profesores visitantes en Rusia de la ITMO University. La fecha límite de la convocatoria es el 15 de octubre de 2014. Para más información, haga click aquí.

 

• Becas posdoctorales en el laboratorio de excelencia TEPSIS, en Francia, para el año académico 2014-2015. La fecha límite de aplicación es el 1 de septiembre de 2014. Para más información, haga click aquí.

 

• Programas de becas de excelencia para estudiantes extranjeros en doctorados, estancias posdoctorales o pasantías de investigación en la Universidad de Québec, en Montreal. La fecha límite de postulación es el 20 de agosto de 2014. Para más información, consulte aquí

 

• Becas para estadías de investigación del Instituto Ibero-Americano de Berlín. La fecha de cierre de la convocatoria es el 30 de septiembre de 2013. Para mayor información, consulte aquí

 

• Becas para las universidades de Brown y Wellesley en Estados Unidos, de la Fundación Botín. Para mayor información, consulte aquí.

 
 

Oportunidades

 

• Convocatorias permanentes para asociación de profesionales jóvenes del Banco Mundial. Para mayor información, consulte aquí.

 

• Convocatoria para diferentes cargos en diversas organizaciones y comisiones de la ONU. Para mayor información, consulte aquí.

 

• Oferta de becas y cursos de diferentes tipos, así como oportunidades de financiación de estudios. Para mayor información, consulte aquí.

 

• Convocatorias para diferentes cargos. Algunas de estas vencen entre el día de hoy y el 17 de septiembre. Para mayor información, consulte aquí.

 

• Listado de pasantías y prácticas en todas las instituciones de la Unión Europea. Para mayor información, consulte aquí.

 

• Convocatoria para la presentación de artículos Cambridge Journal of Postcolonial Literary Inquiry: Literatura poscolonial y ley. Fecha del cierre de la convocatoria: 15 de septiembre de 2014. Para más información, consulte aquí.

 

• Invitación a participar en el proceso de selección 2015, para la maestría en Educación, de la Universidad del Estado de Mato Grosso, Brasil. Para mayor información, consulte aquí

 

• Congreso Internacional America Latina y los 100 años del comienzo de la primera guerra mundial. Para más información consulte aquí

 

• Invitación a presentar artículos para la revista Cuadernos del Caribe

 

Cuadernos del Caribe es un medio de publicación, difusión y promoción de la producción de conocimiento realizada desde y para la región Caribe en el marco amplio de los Estudios del Caribe, entendidos estos como las propuestas epistémicas, teóricas y metodológicas que nos ayudan a pensar la región desde sí mismo y a desarrollar alternativas a las problemáticas sociales y ambientales de la región.

 

El comité editorial espera recibir artículos originales e inéditos, producto de procesos de investigación, reflexión o revisión que sean textos que, desde una perspectiva trans y posdisciplinaria, se consideren parte de los estudios del Caribe y presenten aportes epistemológicos, teóricos y/o metodológicos desde y para el Caribe.

 

También pueden enviar reseñas de libros de reciente publicación y de interés para los Estudios Caribeños. Deben ser realizadas por personas que no sean las autoras del libro y su extensión no debe exceder las 5 cuartillas.

 

Para más información, consulte aquí

 

• Participe en el VI Simposio de Investigación “El medio ambiente frente al desarrollo sostenible”

 

La Universidad Católica de Colombia, a través de la Dirección Central de Investigaciones, invita a participar en el “VI Simposio de Investigación: e Medio Ambiente Frente al Desarrollo Sostenible”.

 

Con este evento, la U. Católica de Colombia busca dar a conocer a la comunidad nacional e internacional las investigaciones interdisciplinarias que conlleven a la comprensión e intervención en la recuperación ambiental para el mejoramiento del bienestar humano, entendida ésta a partir de la participación activa de los diversos actores que articulan los procesos para forjar el camino al desarrollo sostenible. Para mayor información, consulte aquí.

 

• XI Seminario de Investigación Urbana y Regional. Dos décadas de procesos territoriales en Colombia y América Latina: Balance y perspectivas.

 

Para conmemorar sus primeras dos décadas de labores, la Asociación Colombiana de Investigadores Urbano Regionales (ACIUR) dedica la undécima versión de su Seminario Nacional de Investigación a examinar y caracterizar lo que ha sido la evolución de los fenómenos territoriales durante este tiempo, y evaluar las políticas desarrolladas al respecto, que ya muestran efectos claros después de dos décadas de ser implementadas de manera continua.

 

El evento se realizará los días 1, 2 y 3 de septiembre de 2014 en la Universidad del Rosario de Bogotá. Para mayor información, consulte aquí.

 
 
 

Agenda cultural y de interés

 

• Nuevas bases de datos en la Biblioteca Digital UN. La Dirección Nacional de Bibliotecas informa a la comunidad universitaria que a partir de la fecha se encuentra disponible y activa en el portal www.sinab.unal.edu.co la base de datos Wilson Web (Wilson Omnilife Full Text Mega Edition, Art Full Text y Art Museum Image Gallery).

 

Para conocer sobre las posibilidades de esta nueva herramienta, haga click aquí.

 

• Haga parte de la mayor comunidad académica del país. Haga parte de Librería ON-LINE de la UN. La Editorial UN pone a disposición de todos sus usuarios —especialmente docentes, estudiantes, investigadores y altos profesionales— un sitio Web idóneo para la difusión, comercializacion y distribución de obras académicas de la UN y en el cual pueden observar imágenes de todas las publicaciones, leer sus especificaciones y finalmente adquirirlos desde la comodidad de sus casas u oficinas. Esta iniciativa surge como parte de los esfuerzos misionales de la Editorial en el campo electrónico, sumándose a las miles de organizaciones que asumen el reto digital como algo recurrente, buscando siempre fomentar el uso de estos canales de distribución en la comunidad académica e incrementando el uso de e-books, así como la lectura digital.

 

La Librería ON–LINE de la UN es el portal virtual oficial de distribución de la Universidad Nacional de Colombia desde el año 2013, cuyo objetivo principal es dar mayor visibilidad a toda la producción editorial de la Universidad, además de convertirse en el principal canal para la distribución de obras académicas en el país. Para más información, consulte aquí.

 

Seminario FLACSO de reflexión sobre la investigación. En esta conferencia usted podrá encontrar algunos de los obstáculos, retos y opciones más importantes de la investigación en ciencias sociales en América Latina.

 

En este link puede encontrar diversas obras del sociólogo Orlando Fals Borda, para descargar, y ¡gratis!

 

Escuche la interesante conversación entre la socióloga boliviana Silvia Rivera Cusicanqui y el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos. La colonialidad del poder, los retos del pensamiento decolonial en América Latina, los movimientos sociales y su tensa relación con el aparato estatal, son entre otros, los tópicos de esta discusión.

 

• ¿Por qué insistir en la salida política al conflicto armado? Escuche en este video las respuestas del profesor Alejo Vargas, director del Centro de Seguimiento y Pensamiento para los Diálogos de Paz.

 

• Boletina Semanal, Escuela de Estudios de Género, Universidad Nacional de Colombia. En este link, podrá consultar la boletina de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional de Colombia, que cuenta con una nueva edición cada semana.

 

Descargue el nuevo el manual de la Nueva Gramática de la lengua española. Para descargar el nuevo manual, haga click aquí.

 

• Dictionario Linguee de idiomas. Si tiene problemas para entender el artículo para su próxima clase de economía, si el traductor de google, wordreference y el diccionario de bolsillo de Larousse “no le dan” para entender el sentido de esa frase que no la deja avanzar en su lectura en inglés/francés/alemán/portugués/japonés/ruso, seguramente el diccionario Linguee le va a servir.

 

Se trata de un diccionario que no simplemente traduce la palabra o la frase que usted no puede entender. Este particular buscador le da a usted dos entradas: en la columna izquierda, busca y le muestra su entrada en el idioma original que usted está leyendo, y lo hace en textos que permiten la contextualización de la oración o la palabra. Por su parte, en la columna derecha le muestra la traducción de la frase o palabra, igualmente en el contexto en el que está escrito, de manera tal que usted pueda entender sus diferentes sentidos.

 

Si no es experto-a C2 en un idioma que quiere trabajar pero que no es el suyo, http://www.linguee.com/ le va a ser de utilidad.

 

• El cine alemán se toma la Cinemateca Distrital de Bogotá. Con la premiere en Colombia de la película Zwei Leben (2012) de los directores Georg Maas y Judith Kaufmann, el próximo jueves 24 de julio a las 8:00 p.m., el Goethe-Institut da inicio a la primera muestra de cine alemán: “Alemanía vive el cine”, en el teatro Cinemanía, al norte de la ciudad y la Cinemateca Distrital en el centro de Bogotá.

 

Para consultar la programación, haga click aquí.

 

• Programación 2014-II de la Orquesta Sinfónica de Bogotá. Consulte aquí.